Acaricidas para controlar la aparición de la araña roja en los cítricos

La araña roja que desde el año 1980 viene provocando problemas en todas las áreas citrícolas de la zona mediterránea especialmente, es una de las plagas más importantes que existen hoy en día. De hecho, la incidencia de las mismas supera la mitad del coste de las facturas en venta de productos fitosanitarios que los dueños de las explotaciones cítricas tiene que pagar cada año.

Aplicación de acaricidas

Si la aplicación de los fitosanitarios no se hace de una manera consciente, pueden llegar a provocar resistencias frente a la plaga de la araña roja. Para evitarlo y que no sea necesario hacer una repetición de los tratamientos contra este arácnido, lo que conlleva un coste extra, es recomendable no hacerlo con materias activas que pertenezcan al mismo grupo químico, es decir, se deben combinar o alternar los acaricidas de los diferentes grupos químicos que existen hoy en día.

Uno de los tratamientos que se aconseja seguir es con inhibidores de crecimiento de ácaros como el clofentezin. Se trata de un acaricida que actúa sobre las larvas y huevos y cuya actividad residual llega a alcanzar las 12 semanas. Si se aplica de manera preventiva se impide que la plaga se establezca en la cosecha de los cítricos. Otro de los tratamientos que se pueden realizar es con hexitiazox que inhibe la síntesis de la quitina en cualquier ciclo de la araña, es decir, en huevos, larvas, ninfas, así como en el estado adulto de los ácaros.