¿Cómo influye el origen de la leche (vaca, cabra, oveja) en el sabor del queso?

El sabor en la compra de quesos artesanales, está determinado por múltiples factores, siendo uno de los más importantes el origen de la leche utilizada en su elaboración. La leche de vaca, cabra y oveja aporta características únicas que influyen significativamente en el perfil de sabor y textura del queso final.

La influencia del origen de la leche en el sabor del queso


Cada tipo de leche contribuye a las distintas cualidades de los quesos. Los quesos hechos con leche de vaca tienden a tener un sabor más suave ya que la grasa en la leche de vaca contribuye a una textura rica y cremosa, especialmente en quesos de mayor contenido graso como el brie y el camembert.

Los quesos de cabra suelen tener un sabor más picante y ácido, con notas de nuez y hierba. La leche de cabra tiene una estructura proteica y un tamaño de glóbulo de grasa que la hacen más fácil de digerir para algunas personas, lo que también puede influir en la percepción del sabor. Ejemplos de estos quesos incluyen el boucheron y el crottin de Chavignol.

Los quesos de oveja tienen un sabor más intenso y complejo que puede incluir notas dulces, de nuez y ligeramente picantes. Este perfil de sabor es evidente en quesos como el pecorino y el manchego. Los quesos de leche de oveja suelen tener un aroma rico y agradable, que se intensifica con la maduración.