¿Cuál es la diferencia entre el queso de leche de oveja y el de cabra?

La elaboración del queso es un oficio que se ha transmitido de generación en generación y es profundamente respetado en culturas de todo el mundo, por lo que la compra de quesos artesanales suele ser una prioridad. Los distintos tipos de leche utilizados en la elaboración del queso son tan importantes como la forma en que se envejece y madura. El queso elaborado con leche de vaca, oveja y cabra tiene su propio sabor, textura y nutrición.

Queso de leche de oveja vs. queso de cabra

España es un país especialmente quesero, que cuenta con 26 Denominaciones de Orígenes Protegidos (POD) de quesos. En lo que respecta al queso, una de las principales diferencias entre el queso de oveja y el de cabra es el sabor. Las proteínas y grasas presentes en la leche de cabra son las que le dan su sabor característico, mientras que la leche de oveja tiene un sabor aceitoso y con cuerpo.

Nutricionalmente, el queso de leche de oveja tiene más proteínas y es bajo en potasio, lo que lo hace ideal para las personas con enfermedades renales crónicas. Además, la leche de oveja contiene más calcio, por lo que es una gran fuente de este mineral. La leche de cabra, por su parte, es una gran fuente de vitaminas A, B y E, al tiempo que tiene menos calorías, colesterol y grasas.

Las diferencias visuales entre ambos quesos pueden ser notables. El queso de oveja suele ser más compacto que el de cabra, que tiende a ser más blando y tiene el aspecto de una masa cremosa. En cuanto al olor, el queso de leche de cabra suele tener un aroma más penetrante en comparación con el olor más sutil del queso de leche de oveja.