Las propiedades del queso de oveja

Las propiedades del queso de oveja son muy beneficiosas para la salud, lo que hace que muchos busquen una fábrica de quesos artesanales en la que puedan encontrar los productos deseados. En España es una de las variedades de quesos más querida.

Un alimento muy completo y nutritivo

El queso de oveja es un producto nacional que se elabora por norma general en zonas de poca lluvia, siendo frecuente que se encuentre una fábrica de queso de oveja en Navarra, País Vasco, Castilla y León, Castilla La Mancha y Extremadura.

Además de su gran sabor, cuenta con una serie de propiedades que lo convierten en un alimento imprescindible en nuestra dieta. Para empezar concentra todas las cualidades nutritivas de la leche, siendo capaz de aportar una gran cantidad de energía y proteínas, siendo incluso más rico que la carne en este sentido.

Dispone de un gran equilibrio entre grasas y proteínas, contando con ácidos grasos como omega 3 y ácido linoleico que son beneficiosos para el sistema cardiovascular, el sistema inmunológico y el sistema nervioso. También ayuda al crecimiento y tiene propiedades anticancerígenas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que es una gran fuente de aminoácidos, que son necesarios en cualquier actividad vital. Asimismo, es un alimento que permite cubrir las cantidades diarias recomendadas de nutrientes básicos para el organismo.

El queso de oveja aporta una gran cantidad de minerales como es el caso del zinc, calcio, hierro o fósforo, los cuales son imprescindibles para prevenir enfermedades diversas como la osteoporosis o la descalcificación.