Propiedades de la leche y el queso de cabra

La leche y el queso de cabra son dos de los productos más nutritivos de la industria láctea. Los estudios han demostrado que la leche y el queso de cabra ofrecen diversos beneficios para la salud, como mejorar la digestión y ayudar a combatir enfermedades como la osteoporosis. No en vano, uno de los quesos favoritos en la compra de quesos artesanales, son los quesos de cabra.


Ventajas de la leche y el queso de cabra


Entre los beneficios de la leche y queso de cabra, destacan los siguientes:

  • Leche de cabra

Uno de los principales beneficios para la salud de la leche de cabra es su reducido contenido en lactosa y caseína, lo que facilita su digestión a los intolerantes a la lactosa o alérgicos. También, la leche de cabra sigue siendo una gran fuente de calcio, fósforo y otros nutrientes esenciales.

Además de ser más fácil de digerir, la leche de cabra también contiene niveles más altos de grasas saludables, como los ácidos grasos Omega-3, así como vitaminas A, D, B2 y ácido fólico.

  • Queso de cabra

El queso de cabra se produce principalmente con leche de cabra y suele ser un queso blando o semiduro de sabor fuerte y textura suave. Sus beneficios nutricionales son similares a los de la leche de cabra, pero con algunas bonificaciones adicionales.

Por ejemplo, el queso de cabra es una fuente excelente de calcio, grasas saludables, probióticos, fósforo, cobre, proteínas, vitaminas del grupo B y hierro. Los altos niveles de grasas saludables y proteínas son beneficiosos para ayudar al metabolismo del organismo, mientras que los probióticos son conocidos por facilitar la digestión.