¿Qué es el registro fitosanitario?

En 2013 en el sector de la agricultura se volvió obligatorio el Plan de Acción Nacional para la utilización sostenible de los productos fitosanitarios. El objetivo del mismo es reducir cualquier efecto negativo derivado de su uso en el ámbito del medio ambiente y de la salud. Como profesionales en la venta de productos fitosanitarios sabemos lo importante que es contar con un registro de este tipo para que todos nuestros artículos cumplan con la normativa vigente.

La importancia de los registros fitosanitarios

A través de una serie de procesos los productos fitosanitarios se ponen a prueba para asegurar que no tienen ningún tipo de riesgo y que se pueden registrar de manera correcta. Para ello se realizan revisiones estrictas científicas con numerosos ensayos de campo antes del registro de los mismos. La exigencia hoy en día es tan alta que es necesario tener un registro fitosanitario antes de comercializarlos.

Además, junto a este registro hay que llevar un control de los tratamientos que se aplican en cualquier explotación agraria. De hecho, la normativa establece que hay que usar un cuaderno de explotación para registrar cualquier información referente a estos productos y que puede usarse tanto de manera electrónica como manual. El LMR o límite máximo de residuos debe aparecer en el mismo y es indispensable para poder asegurar que tienen los niveles adecuados para que los alimentos que han sido tratados con estos productos cuentan con los niveles necesarios para ser lanzados al mercado.